Manuel Gómez Morin nació en Batopilas, Chihuahua, el 27 de febrero 1897. Hijo de Concepción Morin del Avellano y de Manuel Gómez Castillo. Su primera infancia la vivió en Parral, Chihuahua y en León Guanajuato en donde realizó los primeros estudios.

Batopilas, Chihuahua.

En 1913 se trasladó con su madre a la ciudad de México donde concluyó la preparatoria. Ingresó a la Escuela Nacional de Jurisprudencia en 1915, donde fue alumno de José Vasconcelos, Ezequiel A. Chávez y Antonio Caso entre otros. En enero de 1919 se recibió de abogado e inmediatamente inició su carrera docente y profesional. Fue profesor en la Universidad Nacional durante veinte años. Ocupó los cargos de Secretario y Director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, en 1919 y 1922-1925 respectivamente.

Entre 1919 y 1922, trabajó en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como Secretario Particular, Oficial Mayor, Subsecretario y Agente Financiero de México en Nueva York. En 1924 Alberto J. Pani, Secretario de Hacienda lo invitó, junto con Elías S.A. de Lima y Fernando de la Fuente, a formar parte de la Comisión encargada de redactar la Ley Constitutiva del Banco de México como banco único de emisión que se fundó en 1925. Gómez Morin fue presidente del Consejo de Administración de 1925 a 1929. En 1926 participó como ponente en la Comisión que creó la Ley de Crédito Agrícola y el Banco del mismo nombre.

Gómez Morin en la Secretaría de Hacienda

En 1933 el Consejo Universitario nombró a Gomez Morin rector de la Universidad Nacional; bajo el lema Austeridad y Trabajo, impulsó una serie de reformas académicas, docentes, de investigación y financieras. Renunció a la rectoría en octubre de 1934. Fue miembro de la Junta de Exrectores en 1944 y de la Junta de Gobierno de la Universidad de 1945 a 1946.

Manuel Gómez Morin ejerció como abogado a lo largo de toda su vida, dedicándose a la consulta y organización de empresas de todo tipo. Como abogado, contribuyó a la construcción de la normatividad financiera con el diseño de leyes y promovió novedosos proyectos de esquemas de financieros.

En el ámbito cultural Gómez Morin se relacionó con artistas de diversos ámbitos, pintores, escritores, músicos. Impulsó la cultura en México al formar parte de la creación de editoriales, como la Editorial Jus, Editorial Polis, Editorial Cultura y el Fondo de Cultura Económica, y en música, la Orquestas Sinfónica Nacional y Música de México, A.C.

Gómez Morin con la vida artística y cultural de México

En 1929 se unió a la campaña presidencial de José Vasconcelos y en ella revivió su antigua idea: "los males de México deben ser atacados a fondo, haciendo un llamado a los ciudadanos para que participen en forma permanente y organizada en la vida pública".

Para fines de 1938, Gómez Morin, acompañado por un grupo de hombres y mujeres, trabajó con la mayor intensidad en la constitución de un partido político permanente. En septiembre de 1939 fundó el Partido Acción Nacional. Gómez Morin fue presidente del Comité Ejecutivo Nacional de 1939 a 1949. Fue postulado en dos ocasiones: en 1946 candidato a diputado federal por el 2° distrito electoral de Parral, Chihuahua y en 1958, candidato a diputado por el XVIII distrito del Distrito Federal, que comprendía la zona de San Ángel. Manuel Gómez Morin siempre estuvo estrechamente ligado al partido, como miembro del Comité Ejecutivo Nacional por muchos años y del Consejo Nacional hasta su muerte, participando activamente en las asambleas y convenciones nacionales, así como en las campañas federales y locales.

Participó activamente en las campañas políticas del partido

Hasta su muerte en la ciudad de México el 19 de abril 1972, Manuel Gómez Morin fue un incansable luchador y fundador de instituciones culturales, políticas, económicas y sociales que han sido fundamentales en la creación del México moderno. En el año 2004 sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres.

Fue autor de 1915, El Crédito Agrícola en México, España Fiel, La Universidad de México.- su naturaleza jurídica y La Universidad de México.- su función social y la razón de ser de su autonomía, así como una gran cantidad de ensayos y notas aparecidos en la revista La Nación en ocasiones con el seudónimo de Manuel Castillo.